Visitar el país de Mónaco

Para muchas personas, visitar el país de Mónaco es un sueño lleno de lujo y glamour. De hecho, este país de Europa se caracteriza por ser una magnífica combinación entre palacios antiguos y suntuosos edificios modernos. Además de las ocasionales visitas de los más ricos y famosos del mundo.

Visitar el país de Mónaco: Su gastronomía

En un país tan majestuoso como Mónaco, la gastronomía se eleva hacia los estándares más altos. Los platos típicos hacen delirar incluso a los paladares más exigentes con postres, pastas y pescados dignos de la realeza.

Stocafi
Se trata de un plato preparado a base de bacalao seco bañado en una dulce salsa de tomates. Por lo general se acompaña con patatas tiernas aderezadas.

Barbagiuan
Consiste en raviolis fritos rellenos de calabaza y queso brusso, que resultan en una maravillosa combinación dulce y salada, ofrecida en forma de pequeñas empanadas.

Socca
Se trata de una de las comidas callejeras obligatorias al visitar el país de Mónaco. Son básicamente crepes o panqueques hechos con harina de garbanzos, que se acompañan con mariscos, carnes o verduras.

Su capital: Una ciudad antigua dentro de lo moderno

Mónaco es un derroche de lujo y modernidad, pero en el centro de este país de Europa se agrupan algunos sitios turísticos antiquísimos. Sin embargo, a pesar de sus años, toda su belleza y esplendor permanecen inalterados en el tiempo.

En este casco antiguo se encuentran los jardines de San Martín y la catedral de Mónaco, con su estilo neorromántico. Ambas estructuras guardan en su interior exquisitas esculturas, entre ellas, la de la princesa Grace.

Lo ideal es hacer el recorrido a pie, de esta forma se aprecian las callejuelas de aspecto medieval y las angostas plazas. Además, en el Palacio se puede observar el puerto y la gran cantidad de yates que entran y salen de él.

Si dejas que la curiosidad te guíe, tendrás una agradable visita en el Museo Oceanográfico de Mónaco. Aquí podrás apreciar una amplia variedad de especies marinas y una increíble colección de piezas y obras de arte.

¿Qué hacer al visitar Mónaco?

Mónaco es en realidad un principado independiente y se encuentra completamente rodeado por Francia. Posiblemente toda su elegancia proviene de este país vecino, aunque en Mónaco se ha adaptado a su propio y caprichoso estilo.

En caso de que busques una aventura moderna, puedes animarte a visitar los casinos, la Ópera de Monte Carlo o el puerto de Monte Carlo. Esta región costera está llena de yates lujosos valorados en miles y millones de dólares.

Para relajarte, te recomendamos un paseo por el jardín exótico de Condamine o los jardines japoneses de Montecarlo. Aquí además de disfrutar de vistas espléndidas podrás hacer espectaculares fotos para las redes sociales.

Desde luego, la playa y el agua de mar no pueden faltar, pero si quieres un viaje lleno de comodidades tu destino es la preciosa Larvotto. Se trata de una de las mejores playas de todo el país y su increíble belleza te hará sentir como una estrella del cine.

Visitar el país de Mónaco es un regalo sutil para tu cuerpo, mente y espíritu, también es la fuente de inspiración que buscas en tu vida ¡Imprégnate de belleza, exclusividad y arte en tus próximas vacaciones!