Visitar el país de Bélgica

Visitar el país de Bélgica será una experiencia que combina gastronomía, arte, cultura e historia, todo en un mismo país. Para ello, te recomendamos planificar tu viaje a Bélgica con antelación, de manera que puedas conocer todos los detalles que este inolvidable país tiene para ti.

Visitar el país de Bélgica: Su gastronomía

Bélgica es uno de los países europeos cuya gastronomía es mundialmente reconocida. Esto se debe a que la mayoría de sus platos son inigualables en sabor y presentación. De manera más específica, algunos de sus mejores platos y comidas típicas son las siguientes:

  • Las patatas, se consumen en todo tipo de presentaciones, especialmente patatas fritas freídas en grasa de buey.
  • Coles de bruselas, consideradas como un acompañamiento ideal para todo tipo de estofados.
  • Costillas de cerdo horneadas y acompañadas de patatas.
  • Carne estofada en cerveza pero, ojo, no cualquier cerveza: cerveza belga, producida en el mismo país.
  • Quesos de distintos tipos, que se consumen luego del plato principal, a manera de postre.
  • Chocolates, o frutas bañadas en chocolate.

Dos alimentos distintivos de la cultura belga son el chocolate y la cerveza, de manera que, si tomas la decisión de visitar este país de Europa, no puedes irte de él sin antes haber probado su amplia variedad en ambos elementos típicos de este lugar del mundo.

¿Qué puedes hacer en Bruselas, la imponente capital de Bélgica?


La capital de Bélgica es Bruselas. La cuestión radica en que, no solo se trata de la capital de este país, sino también la capital de la Unión Europea, por lo que aquí se encuentra la sede de la UE y también de la OTAN. De manera que el valor histórico de Bruselas es innegable, y será un excelente destino turístico para quienes se sienten interesados por la historia posterior a la II guerra mundial.

Además de esto, en Bruselas podrás conocer la Grand Place, una de las plazas más interesantes y antiguas del mundo, que data del siglo XIII y en donde antes se posicionaban comerciantes y ahora, diferentes músicos y artistas que se van dando a conocer. También puedes visitar el Palacio Real y los años de historia que albergan sus paredes.

Bruselas es una mezcla entre cultura medieval y barroca e innovación y tecnología. Es una ciudad perfecta para ver el contraste que ha traído consigo la globalización y que permite entrever como, con el paso de los años, el ser humano ha ido cambiando su estilo de vida.

Qué hacer en Bélgica

Bruselas no es la única ciudad de Bélgica que vale la pena conocer: mientras Bruselas es una muestra de innovación y superación, otras ciudades como Brujas o Gante son una mirada al pasado, al corazón de Bélgica, en donde se encuentran sus costumbres y tradiciones.

El arte y la gastronomía se encuentran presentes en cada rincón de Bélgica, por lo cual, es una país que vale completamente la pena.

Al visitar el país de Bélgica podrás notar, además de todo lo anteriormente mencionado, la amabilidad y simpatía de su gente, haciéndote sentir como en casa. No olvides probar la cerveza y los distintos tipos de bombones y chocolates, así como también de disfrutar de una buena presentación de flamenco.