Visitar el país de Austria

La pequeña Austria, sin salida al mar, ofrece paisajes alpinos, museos de categoría mundial, un pintoresco adoquinado y schnitzel de Viena. Este país de Europa se contenta con disfrutar de su elegante y opulento pasado como antigua cabeza de uno de los imperios más grandes del continente. Si estás pensando en visitar el país de Austria, sigue leyendo.

Visitar el país de Austria: Su gastronomía

Empezamos a visitar el país de Austria a través de un recorrido gastronómico con el Marillenknödel (Bollos de albaricoque), el cual es la unión de una fruta originalmente china (el albaricoque) con un producto vegetal del sudeste asiático (el azúcar) y un método de preparación bohemio (el bollo de masa) para convertirse en el icono cultural del pintoresco Valle del Wachau austriaco.

Seguimos con el queso de montaña de Vorarlberg, el cual se caracteriza por ser una especialidad picante y aromática. También podemos encontrar dentro su gastronomía la torta Sacher, una increíble torta de chocolate, que tiene su origen en 1832 por el ingenioso aprendiz de panadero Franz Sacher, pero popularizada por su hijo, Eduard Sacher.

Conoce Viena: La increíble capital de Austria

Viena, la capital de Austria, es rica en historia, arquitectura, arte, música, comida y vino. Situada a orillas del río Danubio, Viena se remonta a un asentamiento de la época romana. La mayoría de los numerosos edificios barrocos de la ciudad fueron creados bajo la emperatriz María Teresa (siglo XVIII) y el emperador Francisco José (siglo XIX), y hoy contrastan con las modernas estructuras de cristal y acero.

Esta increíble ciudad en este país de Europa consta de hermosos edificios, calles transitables, deliciosa comida y mucho que hacer tanto en el interior como en el exterior hacen de Viena, siendo un maravilloso destino de vacaciones.

Votada como una de las ciudades más habitables del mundo, los límites de Viena incluyen viñedos, parques y el boscoso Bosque de Viena, un paisaje natural protegido. La "cultura del café" ocupa un lugar destacado en la vida vienesa, y los cafés son lugares para relajarse, socializar y disfrutar de los famosos postres de la ciudad.

Llamada la "Ciudad de la Música", Viena fue cuna de los compositores clásicos Schubert, Mozart, Haydn, Strauss, Brahms y Beethoven. Viena es conocida por su temporada de bailes, en la que, desde noviembre hasta el martes anterior al miércoles de ceniza, se celebran cerca de 500 bailes, en los que se exhiben el vals vienés y elegantes trajes de gala.

Otras actividades para hacer en Austria

Dependiendo de tus intereses, podrías pasar varios días en Viena y un par de días más en Salzburgo (para disfrutar de la escena musical, los lugares de interés cercanos y una excursión de un día a Berchtesgaden).

La sorprendente y peculiar Bratislava, justo al otro lado de la frontera eslovaca con Viena, merece ser considerada para pasar dos noches y un día entero. La campiña del sur de Baviera, el oeste del Tirol y los Dolomitas italianos son lugares estupendos para detenerse y explorar

Ningún país baila el vals entre la ciudad y el aire libre con tanta facilidad como este. Por lo que visitar el país de Austria implicará que un día se está subiendo a las cumbres alpinas y al siguiente se está paseando por la Viena imperial disfrutando, por supuesto, de cada una de las actividades.