Visitar el país de Siria

Visitar el país de Siria es similar a ser protagonista de una película de aventura en la que recorres ruinas y paisajes inhóspitos. Esta región del mundo ha visto nacer y morir muchas civilizaciones, por lo que tiene muchas historias que contar a los turistas que llegan a sus fronteras.

Visitar el país de Siria: Su gastronomía

La gastronomía de Siria puede parecerte muy peculiar, si procedes de algún país de América, Oceanía o Europa. Pero si le das la oportunidad, sorprenderás a tu paladar con platos dulces y salados, extraordinariamente exquisitos.

Awameh

Aunque su nombre es un poco difícil de pronunciar, se trata de un postre en forma de pequeñas bolas fritas en aceite hirviendo. Una vez fría se bañan con miel, jarabe de azúcar, canela y semillas de sésamo.

Ful Medames

En este país de Asia el Ful Medames es un plato bastante común y consiste en habas frescas, cocidas y aderezadas. Por lo general se le acompaña con tomates, semillas de sésamo, limón y aceite de oliva. Se cree que proviene de la cocina egipcia.

Kunāfah

Es un delicioso pastel preparado a partir de masa kataifi, acompañado con mantequilla y queso crema. El plato original se prepara a partir de 3 tipos de queso: el Antep, el Urfa o el Hatay. Además, para endulzarlo, se utiliza cardamomo, agua de azahar, jarabe de azúcar y ralladura de naranja.

Conoce Damasco: La ciudad más rica en historia antigua

Damasco es una ciudad tan antigua, que sus ruinas se encuentran entre 5 y 8 m por debajo de su superficie. Aquí encontrarás los restos de la vida que tuvieron los fenicios, egipcios, romanos, mongoles, cristianos y musulmanes.

Uno de los sitios más hermosos es la mezquita de los Omeyas, que cuenta con una impresionante y bellísima arquitectura. Según cuentan los locales, los mosaicos tienen más de 1200 años de antigüedad y es el cuarto lugar más sagrado de todo el Islam.

Después encontrarás el Zoco de Al-Bouzouria, un mercado con innumerables tiendas y el hogar del helado más famoso de todo el país. Este postre se prepara con leche y pistachos y por muy simple que parezca, tiene un sabor exquisito y casi gourmet.

¿Qué hacer en Siria?: Destinos de gran interés

Uno de los aspectos más agradables de visitar el país de Siria, es que el pueblo sirio es muy amable, hospitalario con los turistas. Difícilmente alguien interrumpirá tu camino en la calle y tampoco tratarán de ofrecer su mercancía, por raro que parezca. Aunque si necesitas ayuda, serás atendido con una cortesía impecable.

Algún día local te llevará a las ruinas de Palmira, que pertenecen a una antigua ciudad a 200 km de distancia de Damasco. Estas ruinas parecen sacadas de una película, puesto que están situadas en medio de un Oasis y repletas de columnas, muros y calles de piedra y arena.

Otro precioso sitio imperdible en tu visita es Rusafa, una antigua ciudad amurallada que en su principio fue una fortaleza. Hoy en día se conserva la perfección y cuenta con tres iglesias abiertas a todo público.

Visitar el país de Siria te permitirá vivir una experiencia directa con la cultura y una de las ciudades más antiguas de todo el mundo. Tendrás la dicha de recorrer las tierras qué fueron testigos de los nacimientos de múltiples civilizaciones. Cada población ha dejado su huella y tú puedes seguirla.