Visitar el país de Benín

Si estás buscando un destino vacacional diferente, lleno de aventura, misterio y preciosos paisajes naturales, deberías visitar el país de Benín. Esta tierra promete grandes sitios turísticos llenos de historia, además, de preciosos paisajes naturales, que parecen de postal y harán de tu viaje una experiencia inolvidable ¡Solo debes atreverte!

Visitar el país de Benín: Su gastronomía

En este país de África, la mayoría de platos típicos llevan carne. De hecho, este ingrediente es la especialidad en muchas regiones del territorio nacional y existe una variedad de recetas dependiendo de la región.

Dahomey

Consiste en una especie de sopa preparada con pescado cocido, vegetales, pimientos rojos, cebollas, y mientras negra y tomate. Por lo general, se sirve en el almuerzo.

Cordero estofado en salsa de maní

Al igual que el estofado anterior, este es un plato fuerte qué se sirve con una magnífica salsa de maní. En algunas recetas el cordero se sustituye por pechuga de pollo.

Ago Glain

Es un plato que se encuentra principalmente en las costas del país. Lleva como ingrediente principal cangrejo que se adereza con limón, perejil, pimienta negra y laurel.

Flan de limón

Es un postre dulce que se sirve como merienda o acompaña las efemérides del país. Se prepara con mantequilla, azúcar, maicena, huevos y limón rallado.

Conoce Porto Novo: Una explosión de cultura en cada calle

Al visitar el país de Benín difícilmente encontrarás una ciudad tan variopinta como Porto Novo. Como se trata de la ciudad capital, fue el asentamiento para las colonias francesas y aquí encontrarás iglesias, mezquitas y templos vudú.

Esta peculiar combinación de culturas da lugar a un conjunto arquitectónico llamado afro-brasileño. El origen de su nombre se debe a que los antiguos esclavos, llevados a América, volvieron para construir aquí sus mansiones. En Porto Novo encontrarás los Museos da Silva de historia, también el Museo de Etnografía y la preciosa Plaza de jardín Place Jean Bayol.

La gran mayoría de turistas disfruta de la gran mezquita, el templo de Python y el palacio del Rey Toffa, aunque siempre conviene hacer una parada en cualquier Bahía africana.

¿Qué hacer en Benín?: Una naturaleza cambiante y dinámica

Este país de África tiene la peculiaridad de que su naturaleza es muy cambiante. Por esta razón, encontrarás paisajes de sabana seguidos de zonas áridas y desérticas, incluso hay regiones selváticas.

En otras palabras, el paisaje dependerá de la latitud en la que te encuentres, pero siempre hay algo hermoso que ver. El Complejo W-Arly-Pendjari es un gran ejemplo de ello y formando parte del patrimonio natural de la humanidad, te ofrece una vista espectacular.

Este parque es al mismo tiempo un hábitat de refugio para especies amenazadas y que han desaparecido de África occidental. Así que visitar el país de Benín puede ser una oportunidad única deber estos animales.

La ciudad costera de Cotonou cuenta con un colorido mercado lleno de palmeras africanas. Sus plazas llenas de significado para los nativos, decoradas de cráneos de animales y aquí encontrarás el lago de Nokoué.  En el pueblo de Ouidah encontrarás una fortaleza portuguesa o el templo de la sagrada Python. Muy cerca está el lago Ahemé, dónde es común ver etnias pescando y adorando al dios Shangó.

Visitar el país de Benín llenará tu mente de la enigmática cultura africana, que ha prevalecido a lo largo de los siglos. Esta región del mundo en el pasado fue castigada por la inclemencia de la naturaleza, pero hoy en día florece con una belleza exuberante que, sin duda alguna, vale la pena visitar.